Búsqueda personalizada

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Daredevil: Frank Miller (I).

Segunda entrega de la serie dedicada a hacer un repaso a los cincuenta años de Daredevil. Hoy centraré el post en Frank Miller que comenzó como dibujante para luego encargarse también de los guiones y terminando únicamente como escritor de la serie. Si hay un autor mítico y que ha dejado su huella en la colección de DD es Frank Miller. El estilo oscuro, urbano y con elementos propios de los relatos de detectives se han convertido en la seña de identidad del personaje y gran parte de ello se debe a Miller.


Frank Miller comenzó a trabajar en el universo Marvel en un arco argumental de la serie Spectacular Spiderman , concretamente en los números 27 y 28. Una historia curiosa escrita por Bill Mantlo en la que el trepamuros perdía la vista y era ayudado precisamente por Daredevil. De esta manera Miller tenía un primer acercamiento al personaje en una de las cabeceras secundarias de Spiderman. Un camino inverso al de John Romita años antes que comenzó en DD para pasar luego al lanzarredes.

Su siguiente destino como autor marvelita ya fue el número 158 de la colección de Daredevil, en el año 1979 que contó con los guiones de Roger McKenzie. La serie por aquellos tiempos tenía unas ventas horribles y era casi seguro que seria cancelada en breve. McKenzie continúo varios números más, pasando después a coguionizar algunos con Miller para luego abandonar DD definitivamente. El primer número de Miller en solitario fue el 168 titulado Elektra, donde hacía su debut la letal asesina. Durante los siguientes meses Miller fue moldeando la serie a su antojo creando nuevos personajes y dando un trasfondo a las historias del personaje que no se había visto hasta entonces. Empezó a correrse la voz y la colección fue subiendo en ventas.


El estilo de Miller a los lápices estaba aún muy lejos de lo que vimos años después en Batman o Sin City, era mucho más convencional y para nada tan personal como en esas obras. No obstante tenía gran habilidad para la narración y en especial para la ambientación. La ciudad de Nueva York fue retratada por Miller gigantesca, oscura y peligrosa, una imagen muy diferente de la que podíamos encontrar en otros cómics de la editorial.

Miller reformuló los orígenes de Daredevil. Hasta ahora sabíamos que había adquirido sus poderes tras el accidente que le privó de la vista y que luego se había entrenado para convertirse en el héroe de la Cocina del Infierno. Ahora descubrimos como fue ese entrenamiento, llevado a cabo por su maestro Stick, un ciego que le enseña a controlar sus nuevas habilidades y las técnicas de combate. También descubrimos uno de los mayores clanes criminales del universo Marvel, los ninjas de La Mano. Stick lleva tiempo luchando contra esta organización y Matt es solo uno de los guerreros con los que cuenta.


Pero si hay un personaje importante de esta etapa de Frank Miller es Elektra. Esta bella asesina a sueldo de origen griego cruzó sus pasos con Murdock por primera vez en la universidad, dejandole una huella imborrable para toda la vida. Ahora Elektra vuelve a aparecer en la vida de Matt y le trastocará por completo. Elektra tiene asuntos con La Mano y Kingpin, dos de los grandes enemigos de DD. Elektra tendría encontronazos con casi todos los personajes de la serie y mítica es la escena del cine junto a Ben Urich. A pesar de ello quedaba algo bueno dentro de ella y hace que Daredevil intenté ayudarla. Todo esto se corta drásticamente cuando Bullseye mata a Elektra, desencadenando una de las mayores batallas del asesino con el héroe de la serie. Una batalla que termina con Bullseye gravemente herido en el hospital.

Frank Miller se encargaría de los guiones de toda esta etapa y de las labores gráficas de la mayor parte. No obstante al final empezaría a dejar los lápices en manos de Klaus Janson, autor con el que colaboraría en posteriores trabajos. Finalmente dejaría, por primera vez la colección en el número 191 donde DD y Bullseye tenían una charla sobre la violencia y los acontecimientos que han vivido en los últimos tiempos. Un comic excelente que supone un punto y aparte en la relación de Miller con DD.


Todos estos cómics han sido publicados varias veces en España. Forum los sacó en la colección Obras Maestras y posteriormente en el coleccionable semanal. Panini también reeditó estos cómics en tomos de tapa dura hace unos años. Si el inglés no es un problema hay un tomo gigantesco que recoge toda esta etapa. De una manera u otra estos cómics son una lectura muy recomendable. Han pasado más de 30 años desde su publicación y su fuerza e intensidad siguen como el primer día.