Búsqueda personalizada

miércoles, 15 de octubre de 2014

Daredevil: Marvel Knights (II). Bendis y Maleev.

La serie de Daredevil en el sello Marvel Knights comenzó a caer poco a poco. Tras los números de Kevin Smith y en menor medida de David Mack, la serie dejó de ser novedad y las ventas fueron cayendo. Por esas fechas Joe Quesada ya era el principal encargado de Marvel y llevaba las riendas de la editorial. Aprovechando esta situación no dudó en poner toda la carne en el asador para que Daredevil siguiera siendo una de las colecciones destacadas.


La solución fue traer a un nuevo equipo creativo que se estableciera en la colección durante una buena temporada y elaborarán una larga trama. Los elegidos fueron Brian Michael Bendis y Alex Maleev. El guionista permaneció en la serie durante desde el número 26 hasta el 81, con un pequeño descanso de apenas cinco números entre el 51 y el 56. Casi todos estos cómics fueron también dibujados por Maleev, lo que dio lugar a una de las etapas más solidas a nivel creativo de toda la historia de DD.

A día de hoy Bendis es uno de los principales escritores del cómic americano, pero cuando se hizo cargo de DD en el 2001 era casi un desconocido. Apenas había realizado unas historias para Image tales como Jinx o Torso, pero su estilo para el género negro llamó la atención de Joe Quesada que le ofreció realizar los guiones de la colección regular de Daredevil. Primero en un arco argumental autoconclusivo y una miniserie para luego pasar a ser el escritor de la cabecera principal a partir del citado número 26. Este fue el salto a la fama definitivo de Bendis, poco después empezaría con Ultimate Spiderman (que aún hoy sigue guionizando) y Los Vengadores en 2004 o más recientemente los X-Men. La carrera de este autor esta llena de obras destacadas y casi todas ellas han sido superventas. Pero pocas veces ha conseguido llegar a la calidad de Daredevil o Ultimate Spiderman.


Bendis es uno de los muchos autores que ha seguido la estela de Frank Miller en la colección. Tomó de Miller el tono oscuro y los ambientes urbanos opresivos para sumir a Daredevil en una pesadilla continua. Con Bendis el protagonista de la serie lo pasó muy mal y se enfrentó a algunos de sus mayores desafíos.

El gran detonante de Bendis fue quitarle la identidad secreta a Matt Murdock. Un periodista del Daily Globe descubre quien se esconde tras la máscara de DD y no duda en publicarlo en su periódico. Este suceso es el eje central de la etapa de Bendis en la colección. Vamos viendo como Murdock lo niega en un primer momento y denuncia tanto al periódico como al periodista. De esta manera vemos como DD sigue luchando contra el crimen en las calles mientras Murdock se enfrenta a sus enemigos en los tribunales. La tensión es máxima y en más de un momento se ve como afecta tanto al protagonista como a sus seres más cercanos.

Esta perdida de la identidad secreta nos sirve para conocer las reacciones de los diferentes secundarios de la serie y como de pronto algunos de ellos pasan a estar en el punto de mira de los criminales. Foggy Nelson, Ben Urich o Peter Parker son solo algunos de los personajes que reflexionaran y se verán afectados por el descubrimiento de la identidad secreta de Matt.


Kingpin no podía faltar en una etapa tan larga. Aprovechando la situación de debilidad de su eterno enemigo intenta darle la estocada definitiva. Las cosas se vuelven rápidamente en su contra y DD, más furioso que nunca, derrota una vez más a Fisk obligándole a exiliarse de Nueva York. Esta demoledora pelea fue dibujada por algunos de los artistas más destacados de la colección tales como Gene Colan, Klaus Janson o Romita Sr. Otro de los momento álgidos de la colección que acaba con DD tomando las riendas de los bajos fondos de Nueva York. Cansado de años de luchas y peleas se presenta junto al destrozado cuerpo de Kingpin ante los principales capos de la ciudad y les amenaza con hacer lo mismo con ellos. De esta manera, en principio, Murdock consigue acabar con el crimen, como se había planteado hace años.

Esto, como no podía ser de otra manera, no es más que una situación pasajera y los problemas de Matt no se solucionan tan fácilmente. En la recta final de Bendis en la colección deberá enfrentarse con antiguos enemigos como Maria Tifoidea que le seguirán debilitando y pondrán aún más tensión a su vida. Bendis también aprovechó para introducir a una nueva chica en la vida de Matt, Milla Donovan, con la que llega a casarse. Milla entra en la colección de manera algo forzada pero poco a poco se va adecuando a las historias, llegando a ser uno de los secundarios más destacados. Milla es ciega como Matt y esto da pie a escenas muy tiernas entre ambos, en contraposición al caos que reina principalmente en la vida del protagonista.Como curiosidad citar que Alex Maleev se baso en su propia esposa a la hora de diseñar a Milla.


Bendis y Maleev se despidieron por todo lo alto en la saga Los papeles de Murdock. El título hace referencia a unos documentos secretos propiedad de Kignpin con los que destruir definitivamente a DD. La saga esta llena de acción y aparecen personajes importantes de la colección como Elektra o Bullseye. La jugada de Kingpin no le sale mal del todo y al acabar Matt va a prisión muy malherido. Con lo que Fisk no contaba es con que él también pasa a estar entre rejas. Un gran final para la etapa de este autor en la colección y que deja las cosas muy interesantes para Ed Brubaker, el siguiente autor de la colección.

Alex Maleev fue el encargado de dibujar la práctica totalidad de los guiones de Bendis. Su estilo sucio y oscuro se ajusta perfectamente al estilo de las historias del personaje. Cada vez es más raro que un dibujante este tanto tiempo en una colección y contar con los lápices de Maleev durante casi toda la etapa de Bendis fue sin duda uno de los motivos de su éxito. Para mi Maleev es uno de los grandes autores que han pasado por la colección, realizó unas portadas alucinantes y le imprimió una atmósfera a las historias perfecta.


Me encataron estos cómics cuando los leí pero me parece que quedan por debajo de los de Miller. Bendis hizo los planes a largo plazo y cada mes nos dejaba un pequeña pieza de su historia. Fue una etapa destinada a ser leída del tirón en tomos recopilatorios, mes a mes se hacía muy larga. Para poder leer algo de chicha había que juntar varios números. Leí estos cómics la primera vez cuando salieron en grapa y me dejaron un poco indiferentes. Luego leí toda la etapa del tirón en poco más de una semana y la disfruté mucho más. El DD de Frank Miller es insuperable y desde luego el DD de Bendis es un digno sucesor de esta historias, pero sin llegar a superarlo en ningún momento.

Todos estos cómics fueron publicados en grapa mensual por Forum y posteriormente por Panini. Esta última editorial también los reedito en tomos de tapa dura. No creo que sea muy complicado encontrar alguna de estas ediciones en tiendas de cómics antiguos. Si tenéis ocasión no dudéis en haceros con ellos. Yo mientras tanto el miércoles que viene continuaré con el repaso a DD con la etapa de Brubaker.